Blog Villa Ð Tembleque

jueves, 22 de julio de 2010

Tembleque Aeronáutico

Tal y como ya anunciaba, en la última publicación, la búsqueda de información no había quedado suspendida y como lo prometido es deuda, hoy presentamos un breve apunte de los inicios de nuestros aeródromos.

Nunca mejor dicho lo de los inicios dado que en el artículo, que acompaña esta presentación, conoceremos cómo fueron preparados para permitir su utilización, al igual que sabremos cómo, en fechas posteriores a su puesta en marcha, fue dotado de comunicaciones telegráficas.

Sin más preámbulos os dejo los partes emitidos dando cuenta de las acciones ejecutadas para acondicionamiento de los Aeródromos Tembleque 1 y Tembleque 2.

Espero que sea del agrado de cuantos lo vean y que a través de la memoria de nuestros mayores podamos despejar las incógnitas que se nos presentan.

Por último quiero aprovechar estas líneas para animar a cuantos tengan información, gráfica, escrita o personal, historias o vivencias, a que contacten con este “aprendiz de historiador” para que podamos seguir ampliando nuestros conocimientos de lo que fue y supuso en la Villa de Tembleque la existencia de dos aeródromos. Mi agradecimiento por adelantado.

Como es costumbre aquí está la entrada.

4 comentarios:

Leire dijo...

Como siempre Mirlo un trabajo excelente y cuantas preguntas sin respuesta, a ver si poco a poco las vamos contestando.

Fredy dijo...

Ya me imaginaba yo que esto era un punto y seguido, y por suerte así ha sido. En cuanto tenga tiempo me lo leo enterito.
¿aprendiz, dices...?

Tomás de Torquemada dijo...

En todo esto sólo veo un problema... ¡¡quiero más entregas!! je, je, je

Fredy dijo...

Entre unas cosas y otras al fin he podido leer con calma este último trabajo. Todas las dudas que se plantean espero que poco a poco vayan teniendo respuesta. Aún tengo pendiente poner otro artículo con imágenes del refugio de La Vega, que debió de ser uno de esos 16 que tan bien se describen en este reportaje. Yo tampoco me explico cómo pudieron construir sobre un terreno que realmente era una laguna; bueno, y como esta, para las demás incógnitas tampoco tengo respuestas. Ójala que estos trabajos lleguen a nuestros mayores para que nos expliquen en la medida de lo posible todo lo que recuerden. Ahí necesitamos la ayuda de todos los seguidores del blog, para que le traspasen toda esta información a ellos, que la mayoría aún están un poco verdes con las nuevas tecnologías. Lo más fácil es imprimirlo y dejárselo a ellos para que lo lean tranquilamente. Lo digo pensando por ejemplo en el hogar de jubilados. Menudo "Periódico" que iban a poder compartir...
Excelente trabajo, y al igual que Torquemada, sigo esperando más entregas.