Blog Villa Ð Tembleque

viernes, 4 de marzo de 2011

Foto del Día

"¡Socorro!".©IZF.

11 comentarios:

ex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Comentarios de este tipo sobran y son los que deben marcharse.

Beatriz Galindo dijo...

Perdón por el lapsus, pero es que no estaba conectada.
Saludos.

GRINPIS dijo...

Por lo menos después de la foto salvarías al pobre insecto, pues aunque parezca insignificante, también es un habitante del pueblo... A no ser que supiera nadar. Espero que la situación no fuera provocada voluntariamente por el fotógrafo.

Beatriz Galindo dijo...

Pues amigo "Grinpis",quiero pedirte disculpas, porque para una de las pocas veces que el comentario sí tiene que ver con el post, no te puedo responder a la primera parte de tu consulta.
Pero sí te puedo asegurar que la situación no fue provocada por el artista.
Esperemos su aclaración.
Un saludo y gracias por tu comentario

Mirlo 30 dijo...

Amigo de GRINPIS, como me figuro que bien sabes, los animales al contrario que los humanos todos saben nadar, nosotros por desgracia a pesar de ser la raza superior o aprendemos o nos ahogamos.

GRINPIS dijo...

Amigo Mirlo 30. Es posible que todos sepan nadar como es posible que todos podamos volar hasta que llegamos al suelo. Pero viendo la foto con más detenimiento se observan 2 cosas que me hacen sospechar que el insecto no estaba muy agusto en el agua: 1)solo se cuentan 4 patas cuando lo normal en un insecto son 6. Puede ser que haya sido mutilado previamente o que las haya perdido en alguna pelea callejera. Luego con 4 patas es más que difícil poder nadar, y 2)El animalito tiene las antenas y la parte de la "cabeza" bajo el agua y esto me lleva a pensar 2 cosas: 1. que esté intentando bucear, bien para a)buscar sus patitas b) por timidez ante el objetivo del fotógrafo o c) porque su cuerpo es ondulado y en el agua queda así y 2. que lleve un equipo de submarinismo que el fotógrafo no pudo captar.
Todo lo anterior me hace llegar a la conclusión de a) que no es fácil nadar con 4 patas (intenta nadar con 1 brazo y 1 pierna) y b) que el animal no sabe nadar.

Nacho ZF dijo...

Usuario activista, dada mi formación, nunca se me habría ocurrido provocar la situación que se recoge en la imagen, es más interesante captar estas instantáneas que se producen de forma natural, y pensar los porqués.
Por otro lado, obviamente no saqué al espécimen de Pyrrhocoris apterus, del abrevadero en que se encontraba, ya que un ecosistema tiene sentido en sí mismo, y se autorregula, que ese insecto estuviese ahí tiene un sentido, y yo como agente externo al ecosistema no debería actuar, es un insecto extremadamente común en la península, por esto no tiene sentido que lo extrajese del agua. Es más, creo que no te deberías dejar llevar por esa imagen, en otra que hice se pueden apreciar los seis apéndices típicos de insecta, además se encontraba a unos escasos 4 centímetros del borde, y puedo dar fe de que esta chinche de la malva se movía en el agua, bien es cierto que no con gran soltura, pero quizás si lo suficiente para llegar a la pared y poder salir, hecho que no me quedé a comprobar, como dije antes, al no ser un individuo de especial interés no intervine. Me aventuro a señalarte tres claras marcas en el agua motivadas por la tensión superficial, por tanto, quizás, no se podría hundir.
La próxima fotografía obsérvala con más detenimiento aún ;)
Gracias por lo comentarios.

GRINPIS dijo...

Estimado propietario de los derechos de la foto, siento haberte inducido al error de pensar que soy un activista, no es correcto, pero bueno, tampoco importa.
Por otro lado, si te fijas bien en la foto se puede comprobar que ninguna de las extremidades del insecto presenta un estiramiento con ángulo al cuerpo del mismo suficiente como para creer que se movía con brío y energía, lo que hace pensar que el insecto estaba ya agonizando y posiblemente no llegaría al borde nunca, pues lo que para ti son unos centímetros, para él supone muchísimo más. Ádemás aunque el insecto en cuestión no se vaya a hundir, creo que aún no han desarrollado la capacidad de respirar bajo el agua, pero bueno, esto es un detalle que aún hay que confirmar.
Me entristece pensar en los último pensamientos de este pequeños ser, en su familia, hijos, e incluso cóyuge o tal vez amante y más aún que un simple gesto hubiera servido para darle otra oportunidad en su corta vida. Entiendo que como agente externo no decidieras intervenir y tampoco que vayamos salvando a cada ser que esté en apuros, pero ya que este pequeño amigo ha salido en el blog se podía haber tenido una pequeña consideración.
Bueno, ha sido tu decisión y es muy respetable.

Anita O. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Beatriz Galindo dijo...

Como responsable de este post, y viendo que el anterior comentario no aporta nada interesante ni en favor ni en contra, he decidido eliminarlo.
Repito que no pienso consentir ningún tipo de despropósitos, ni de aquellos comentarios que fomenten los mismos.
En manos de todos está el que las personas educadas y respetuosas puedan expresar sus opiniones, sean estas cuales sean. Pero siempre que estén relaccionadas con el post en cuestión.
Como esto para mi, es un entretenimiento al que dedico mi tiempo libre (y tengo vida propia, que no pienso desperdiciar vigilando el comportamiento de ciertos desaprensivos), de continuar así, me veré en la obligación de cerrar la opción de "comentarios" en los post.
Y desde luego, no creo que sea culpa mía.
Ahora, vosotros mismos tenéis la palabra.
Un saludo