Blog Villa Ð Tembleque

viernes, 8 de octubre de 2010

Silos Agrarios en Tembleque (Tercera parte)

Continuando con la serie que inicié sobre las construcciones semienterradas llamadas popularmente silos, en este capítulo me voy a centrar en uno de los más grandes y posiblemente más antiguos.

Este silo tiene algunas diferencias con respecto al que inició la serie, está construido de forma diferente, si bien hay una parte enterrada en la tierra, las paredes y el techo está realizado con bóvedas de piedras unidas con yeso y encima de éstas tenemos una capa de tierra colocada a posteriori.

Está distribuido en galerías, justo en la entrada tenemos la galería más ancha donde desembocan todas las demás, en esta estaban los bueyes, donde podemos apreciar algunas diferencias con respecto a las mulas con un pequeño pasillo entre el comedero y la pared, esto último era debido al peligro de ser pisado por estos enormes animales al repartir la comida.



Si empezamos por la derecha nos encontramos con otra galería más estrecha donde estaban colocadas las mulas donde podemos apreciar unos nueve comederos. Siguiendo el sentido antihorario pasamos a otra galería para las mulas el doble de larga que la anterior.



Si seguimos el recorrido pasamos a una pequeña habitación con una pequeña chimenea sin ningún hueco de luz, en la siguiente estancia de tamaño considerable encontramos una enorme chimenea con dos bancadas similares al silo de la primera entrega y a la derecha de la chimenea se puede apreciar otra habitación con una pequeña ventana.



Como complemento a la explicación he añadido un pequeño mapa para que sea más fácil de ver el pequeño laberinto del silo que es bastante extenso, sólo quiero añadir que como curiosidad durante la Guerra Civil fue usado como almacén de bombas, quién sabe si sería para abastecer a los aeródromos de Tembleque.




En este breve vídeo se puede apreciar mejor el tamaño de la estructura, primero desde el exterior para terminar en el interior.

video

5 comentarios:

kiwi dijo...

Muy buen trabajo

Beatriz Galindo dijo...

Un estupendo trabajo, perfectamente explicado y documentado para todos aquellos que no conocen este tipo de edificación. Yo me mantengo en lo mismo: me da mucha pena que estos silos se pierdan sin ser restaurados. Seguro que se les podría dar alguna uitlidad además de la meramente lúdica.
Saludos.

Fredy dijo...

Reportaje completísimo, además que como bien dices, es de los más grandes de esta zona. Vamos, yo he visitado algunos que aún se "medioconservan", y ninguno es como este, ni muchísimo menos.

Leire dijo...

La verdad que es un silo grandísimo yo he estado en alguno, pero vamos, que menos de la mitad que éste.

Penteo dijo...

Me alegro de que os haya gustado, espero ir recopilando más material para las siguientes entregas.