Blog Villa Ð Tembleque

miércoles, 19 de mayo de 2010

Carta de Los Jardines Históricos

uiero empezar este artículo haciendo una confesión: Hace apenas quince años, lo único que sabía de Tembleque, se limitaba a que era un pueblecito de La Mancha, que aparecía en "El Quijote", y por el cual yo pasaba en mis viajes desde Sevilla a Madrid. Por fortuna, el destino nos tráe casualidades que marcan nuestras vidas. Y aquel pueblecito, en el que yo nunca llegué a entrar en dichos viajes, se ha convertido hoy en día en el centro de mi atención. Ha habido muchas cosas que han hecho que me enamore de Tembleque, pero cada día que pasa descubro una nueva, y ya, la lista se hace interminable, y, no os quiero cansar; que sé, que estas entradas con mucho que leer os aburren bastante; pero lo que no quiero dejar de contaros es lo nuevo que he descubierto. Se trata del Jardín que el Infante Don Gabriel, mandó construir en nuestro pueblo. Por una de esas casualidades de la vida de las que antes os hablaba, yo entré como colaboradora en este blog, y por otra de esas casualidades, uno de sus colaboradores, Penteo, publicó un artículo referente a él; yo lo leí; fuí; y desde entonces, si puedo acudo allí cada vez que tengo ocasión. He de confesar, también, que como aficionada a la bicicleta que soy, y al aire libre más aún, si cabe, ya había estado allí en alguna ocasión; por supuesto sin saber de qúe se trataba. Me resultaba hermoso, relajante y acogedor. Ahora, me sigue pareciendo igual de hermoso, relajante y acogedor, pero lo veo con otros ojos. Con los ojos que me enseñan que de un lugar histórico se trata. Uno de esos lugares, que por desgracia, con el tiempo acabarán desapareciendo, si no lo remediamos entre todos...
Desde el momento en que lo conocí, estoy intentando investigar cosas sobre él. Y buscando cosas sobre jardines antiguos he encontrado el documento que os dejo a continuación.
Se trata de la "Carta de Los Jardines Históricos" de fecha 1981.
Os recomiendo el punto tercero, que dejo al final de este artículo que creo que es el que más se identifica con nuestro caso.
Hoy en día, gracias a Dios, se le está dando al "Patrimonio Cultural" el valor que tiene, el de herencia para nuestros hijos; que tienen derecho a conocer el legado que sus antepasados les dejaron en depósito, para cuidarlo y mantenerlo, y pasarlo así de generación en generación; Respetando su integridad y forma; como consta en muchos otros documentos...
No se trata de arreglar por arreglar, saltándose todos los protocolos y "Leyes de Patrimonio"; sino de conservar ese legado, tal y como era en su origen. Que luego, a la larga, al final, hay que deshacer para volver a hacer; porque lo anterior era una auténtica chapuza, por no utilizar el termino "horterada"; que lo único que tráe consigo es un nuevo y carísimo desembolso...
Os dejo una foto, que es simplemente una de las muchas que forman parte del video que estoy preparando y que publicaré en próximas fechas.
También os dejo en pdf. el documento íntegro de la "Carta de los Jardines Históricos"
Los nombres que aparecen en las etiquetas, corresponden a todos aquellos que de una u otra forma han contribuido a que este artículo salga a la luz. Gracias a todos ellos.
"Los jardines históricos lejos de las aglomeraciones urbanas no se pueden separar de su contexto, el tejido agrícola o boscoso, entendido como un hecho tan ambiental como lugar de actividad productiva. La conservación de un jardín histórico es, por tanto, inseparable de un trabajo de programación y planificación de recursos, encaminado al equilibrio territorial.
La conservación se entiende que debe extenderse desde la unidad arquitectónica con el jardín hasta el conjunto de infraestructuras externas al mismo (red viaria, plazas de acceso, canales, redes de suministro de agua etc.)"

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Que tendra esta villa de Tembleque que cada vez que enciendo el ordenador me llama y no tengo mas remedio que ponerla , son los articulos y las fotos y videos que poneis ,todos hechos con cariño, ese cariño que hoy en dia falta a tanta gente, o sera que amo tanto a mi pueblo que cada vez que leo algun articulo me siento tan orgulloso de el.Con los pocos estudios que tengo y perdonar si he metido la pata en alguna palabras, gracias ha todos los que de alguna manera dedicais algo de tiempo de buestra vida a informarnos de esta gran VILLA DE TEMBLEQUE.GRACIAS.

Fredy dijo...

Muchas gracias por la parte que me toca!
En cuanto a este jardín, me pasaba lo mismo que a Beatriz Galindo, que había pasado por la zona con la bici, y había visto algunas ruinas, pero nunca imaginé que esto antaño eran unos jardines nada más y nada menos que diseñados por uno de los jardineros de la familia Real, Esteban Boutelou, y que también hizo los jardines de Aranjuez, ahí es nada... De alguna manera habría que intentar hacer algo para intentar recuperarlos. Más adelante pondré alguna "idea" que me ronda la cabeza después de seguir recopilando material para mis reportajes de fauna, que tengo ya varios pendientes...

Beatriz Galindo dijo...

Saludos y muchas gracias a vosotros por seguirnos, que en resumen sois los que hacéis que sigamos manteniendo viva la ilusión de contaros las cosas que sabemos, y de aprender otras nuevas para compartirlas aquí. Y una vez más animaros a que nos contéis cosas de Tembleque, que estamos encantados con vuestra participación, y si en algún momento tenéis alguna duda, sabéis que podéis poneros en contacto con cualquiera de los miembros del blog e intentaremos solucionarla entre todos.
Gracias otra vez.

Penteo dijo...

Lo único que nos queda de este tipo de monumentos es lo que está escrito en algún libro, alguna pista en mapas antiguos y lo que se transmite de boca a boca.

Tomás de Torquemada dijo...

Muchísimas gracias Anónimo por tu mensaje. Se agradece un montón muestras de agradecimiento como ésta, que son escasas.
Me alegro que este blog te guste tanto. Aquí hay unos colaboradores estupendos, y desde luego sin los que nos seguís esto no tendría éxito.
De nuevo muchas gracias y aquí podéis participar todos los que lo deseéis.

Leire dijo...

Yo también quiero agradecer a éste Anónimo sus palabras de agradecimiento, ya que, por personas como tú es que seguimos subiendo cosas de nuestro pueblo a este blog.

Anónimo dijo...

Este jardin historico que haceis referencia de el, tanto Beatriz como Penteo con vuestras magnificas fotos y reportages que me traen inolvidables recuerdos de mi infancia, tambien es llamado en Tembleque como Huerta de los Migueles. Recuerdo que mi padre tenia la era conlindante al lado de este paraje,y durante muchos años sobre todo en la época de verano en los meses de julio y agosto, todos los dias despues de levantarme de la siesta sobre las seis de la tarde, mejor dicho me despertaba mi madre entrando a mi cuarto, con voz potente pero al mismo tiempo con dulzura me decia "ala que lla es hora" pues era la hora de llevar a mi padre la merienda a la era y así durante muchos veranos todas las tardes cogia la talega y camino de la era con un sol de justicia que caia a plomo, por lo cual yo me arrimaba la talega a mi cuerpo y agradecia el roce de la botella de tres cuartos llena de vino con gaseosa la cual estaba muy fresquita porque habia estado metida toda la siesta en el pozo del patio de mi casa, al igual que el resto de viandas como tomates y pepinos, cuando llegaba a la era, que como ya dije antes estaba conlindante con este paraje o huerta de los migueles, aquello era una explosión de vida hombres mujeres y ñiños todos con su quehaceres haciendo el verano cada cual con una faena diferente, unos trillaban la mies del trigo o la cebada otros limpiaban el grano de la paja, en una palabra olia a autentico verano, pero lo que más me llamaba la atención era la pared que habia entre las eras y la huerta de los migueles o Jardines historicos, pues dentro habia grandes pozos de noria con sus correspondientes arboledas, eran unas huertas preciosas donde habia toda clase de hortalizas grandes sembrados de alfalfa y en fin un sitio maravilloso, pero vuelvo a decir que a mi lo que me llamaba muchisimo la atencion era la gran muralla que iba practicamente desde los aledaños del barrio de San Antón hasta casi llegar al caz, pues así recuerdo yo aquel paraje en mi infancia, de toda esta historia hace ya cincuenta y tres años. Saludos desde esta tierra magica de Galicia.

Beatriz Galindo dijo...

Saludos y buenos días.
Antes de nada, darte las gracias por tu relato, me ha parecido muy interesante. La pena es que estés tan lejos.
Me encantaría tener la posibilidad de hablar contigo en persona para preguntarte muchas cosas. Así que si durante el verano, te acercas por Tembleque espero tus noticias. Y, (bien provista de papel y lápiz), estaré encantada de oir tus historias y recuerdos sobre cosas y costumbres de nuestra Villa.
De no poder ser así. Esperamos que sigas compartiendo con nosotros a través del blog todo aquello que nos ayude a conocer más y mejor Tembleque.
Saludos, y gracias otra vez.

Fredy dijo...

Precioso relato. Ójala más gente se animase a compartir esos recuerdos con el resto. Yo había oído algo sobre la Huerta de los Migueles, pero no sabía exactamente la zona.

Anónimo dijo...

No sé si iré este verano a Tembleque de verdad que no lo sé,pero si que os digo que desde esta ventana tan maravillosa que nos abris de nuestro pueblo a todos los que estamos fuera de el por motivos de trabajo, no os quepa la menor duda que seguiré aportando todo lo que sepa referente a vuestros reportages y fototgrafias.Saludos desde esta tierra mágica de Galicia.

Beatriz Galindo dijo...

Querido y desconocido amigo:
Espero que este verano puedas venir por aquí, de verdad; pues creo que tienes gran cantidad de cosas que aportar, y que nosotros estaríamos encantados de compartir. Así que haz une esfuerzo y anímate, que te estamos esperando con los brazos abiertos.
Cuando quieras quedamos, que ya queda poco...
Un afectuoso saludo.